Estimados hermanos, como muchos ya sabréis, desde hace algunos años la imagen de Nuestro Padre Jesús Amarrado a la Columna viene presentando  grietas y daños estructurales que se han multiplicado últimamente de manera muy alarmante. La junta de gobierno aprobó consultar con expertos este problema a la mayor brevedad, ya que la zona afectada es de vital importancia para cualquier imagen.

Han sido varios imagineros y restauradores los que han examinado la Imagen, emitiendo informes en los que coinciden en el mal estado estructural en el que se encuentra, desaconsejando la salida procesional y descartando la inmensa mayoría de ellos la restauración, por la complejidad del trabajo y las pocas garantías que existirían.

Ante tal panorama, se encargó a cada uno de ellos  que nos remitieran un presupuesto para realizar una Imagen nueva. Una vez recibidos, se cita a varios cabildos extraordinarios a nuestros hermanos para la toma de decisiones de varios aspectos concernientes a este asunto. Tras sortear problemas presupuestarios propios, y administrativos con nuestro Arzobispado, finalmente  el 26 de noviembre de 2017 se elige el boceto de D. Juan Antonio Blanco (en la imagen sobre estas líneas). Destacar que las facilidades dadas por el imaginero, en todos los aspectos, han sido inmejorables. El contrato de la Imagen se redactó y firmó antes de Semana Santa y esperamos dentro de muy poco poder presentar el boceto en barro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *