Es imposible señalar una fecha exacta para la fundación de la Hermandad debido a la pérdida de la totalidad de su archivo antes de la reorganización de mediado de siglo.

Guiándonos por pruebas referenciales, sí podemos afirmar que en 1901 esta Hermandad ya realizaba salida procesional desde el antiguo Hospital de San Miguel con una imagen de Jesús Amarrado a la Columna ya desaparecida, acompañado por la Virgen de los Dolores, tal como recoge el clérigo local Vivas Tavero en su libro ” Glorias de Zafra “.

En 1916, en un manuscrito titulado “Consueta”, obra del que fuera párroco en aquellos tiempos, D. Daniel Gómez Ordóñez, donde se recogen las costumbres establecidas en las solemnides que se celebraban en la Parroquia, consta que Jesús Amarrado a la Columna seguía siendo acompañado en su procesionar por la Virgen de los Dolores en aquellas época.

Durante el principio de siglo, y coincidiendo con aquellas sucesiones de guerras y pobreza, la Hermandad tuvo que soportar muchos altibajos, presentando una definitiva carencia de actividad mediados los años treinta, y durante casi una década.

En 1944 algunos fieles recaudaron fondos para reorganizar la Hermandad. Como se conocía de la existencia de una talla del Señor Amarrado a la Columna en el Convento de Santa Clara, se decidió, con permiso de las religiosas, constituir la Hermandad en el convento y dedicarle culto a la Imagen.

En 1945 vuelve a procesionar, acompañado de la Virgen de los Dolores. Al año siguiente, y por diversas cuestiones, hubo inconvenientes para que la Hermandad permaneciera en el convento y para ceder la Imagen del Cristo. Se encarga, por tanto, una nueva Imagen a la manufactura de artículos religiosos de Manuel Serquera, en Olot (Gerona), que es la que hoy en día sigue procesionando y se traslada provisionalmente la sede de la Hermandad a la Capilla Bautismal de la parroquia de Santa María de la Candelaria. Igualmente se encargó a Olot un sayón y un romano, que son los que completan el paso de misterio. En ese mismo año de 1946 se aprueban las reglas de la Hermandad, por parte del entonces Excelentísimo y Reverendísimo Señor Obispo D. José María Alcaraz Alenda; reglas estas en la que ya se incluye a María Stma. de las Angustias en el título de la Hermandad, aunque hasta años más tarde no procesionaría esta Imagen.

Desde el año 1968 hasta 1978 la Hermandad no procesionó aunque permaneció activa, ya que hubo una serie de hermanos que siguió pagando puntualmente las cuotas y custodiando celosamente los enseres.

La Hermandad se vuelve a reorganizar el 27 de febrero de 1978, cuando la hasta entonces Junta de Gobierno realizó una cesión de poderes a los promotores de esta reorganización, mediante la firma de un documento por ambas partes. La Hermandad estableció su sede en el convento de Santa Catalina de las Hermanas Dominicas.

En 1980 es donada a la Hermandad, por parte de su autor, el artista local Eloy Muñiz, la imagen de María Stma. de las Angustias, que procesionaría ya ese mismo año por primera vez. Algunos años después, la hermandad se trasladó a la Iglesia Conventual de Sta. Marina, desde donde procesionó hasta su traslado definitivo a la Iglesia del Stmo. Cristo del Rosario, la cual, es su sede actual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *