El pasado 10 de mayo, como ya viene siendo habitual durante los últimos años, nuestra titular, María Santísima de las Angustias, fue trasladada hasta el convento de las Hermanas de la Cruz, para presidir una fraternal convivencia junto a las hermanas y las ancianas que allí residen.

Tras la celebración de la Palabra dirigida por nuestro vicario parroquial, pudimos disfrutar de una fabulosa merienda compartida con las hermanas y las residentes.

Tras la finalización de la misma todas ellas fueron obsequiadas con un recuerdo de tan entrañable día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *